Galleta Tuerta
Espacio personal

El mundo maravilloso del lenguaje I

‘El mundo maravilloso  del lenguaje’. Un gran título para un gran libro. Literalmente grande: casi quinientas páginas de introducción a la linguistica. Lo encontré en el anaquel más alto de un puesto en la feria de Amazonas. Estaba cubierto de polvo y despedía un olor a humedad casi repulsivo. Quince soles. Mucho para un libro no solo viejo sino senil, minusválido. Pero no me importó. Me dije a mí mismo: “Aquí compré ‘Maurice’ así que espero tener suerte. Si no lo compro yo lo hará alguien más”. Me llevé mi nueva adquisición envuelto en una bolsa negro. Justo como se lleva el pescado o las cosas que da vergüenza mostrar en la calle.

Una vez liberado del moho, el polvo y forrado con la dedicación de un curador de museo; me dispuse a leerlo. Uno empieza a leer un libro como quien sube una montaña; eso leí, alguna vez, en un texto de Umberto Eco. Es decir, uno debe tomar un ritmo, exigirse a cierta disciplina, acostumbrarse a la atmósfera y al terreno. Luego de cierto trecho el cuerpo ha tomado nueva forma: pulmones ensanchados, ojos entornados, un caminar cauteloso y acostumbrado a la nueva geografía. Ahora yo me disponía, una vez más, a alcanzar nuevas cumbres y, por lo tanto, disfrutar de nuevos paisajes.

El primer capítulo : ‘La propiedad del nombre’. Simbolismo fónico, la fuerza de las palabras, la arbitrariedad del signo (previo repaso histórico)… cosas que no son nuevas para mí. Ejemplos en alemán. Una vez más lo que se lee no es igual a lo que suena. Porzig, el autor, es alemán. Hay un bello poema que cuenta la manera en la que amanece en el bosque. La presencia de una vocal sucede en la otra de verso en verso. Una de las piezas más inspiradoras de ‘romanticismo fónico’ que he encontrado:

“La primera estrofa está dominada por el timbre de la i, que despierta la impresión de la luz matinal y al mismo tiempo simboliza el humor del que camina de mañana después del sueño reparador. Este movimiento lo pintan los sonidos l y r. La imagen sonora perdura también en la estrofa segunda; sólo w aporta un tono nuevo que, muy naturalmente, relacionamos con los vapores de la niebla creciente. Aquí se anuncia con las rimas en o la oscura amenaza que luego, en los dos útlmos versos, prevalece decididamente: el caminante se encuentra entre la niebla. Pero entonces entra con la tercera estrofa la a, cuyo timbre va reforzándose, hasta que en los dos versos finales se abre paso radiantemente. No hace falta ninguna indicación para oir aquí la claridad del sol que ve romper a través de la niebla el caminante. Debe tenerse, naturalmente, en cuenta que os sonidos hay que apreciarlos por su timbre y no por su escritura”.

(p. 33)

PORZIG, Walter. El mundo maravilloso del lenguaje. Gredos. Madrid. 1974.

Capítulo dos: ‘Coloquio’. ¿Los animales hablan o sólo se comunican?¿Para qué sirve el lenguaje? Esta ficción del diálogo entre un lingüista, un zoólogo, un psicólogo y un extranjero americano (supuestamente algo antagónico a las teorías lingüísticas del Viejo Mundo) nos ofrece, casi caricaturescamente, un estado de la situación. El libro fue publicado en 1950, es por eso que gran parte de lo visto ha sido superado por las investigaciones actuales.

“L.- Verdad es que yo puedo imaginar muchos capmos en cuya investigación entra en contacto el zoólogo con el psicólog, pero que uno de ellos sea precicsamente el lenguaje, me produce asombro. ¿Cómo va a ser, ante todo, el lenguaje un asunto zoológico? Yo había creído siempre que es lo que más clramente distingueal hombrede todos los demás animales.

Z.- Sí, ése es precisamente también el motivo pro el cual nos hemos alterado. Pero me permitiré primero informarle a usted brevemente d elos hechos de cuya crítica se trata: Mi colega Karl von Frisch, que se ha ocupado desde hace muchos años de investigar el comportamiento de las abejas, ha comprobado que una sola abeja es capaz de comuicar a sus compañeras de colmena no sólo que ha descubierto una fuente de alimento, sino tambié lo queésta ofrece, su riqueza y dónde se encuentra.

P.- Lo último es lo propiamente asombroso. Pues el simple hecho deque la abeja viene d euna fuente de pasto de detrimanda especie podría denunciarla ya por el olor.

A. – ¿Y cómo ha comprabado el Profeso von Frisch que ha tenido lugar una comunicación?

Z.- Por el proceder de las abejas. Vuelan sin buscar, directamente hacia el lugar del pasto.

L.- ¿Y la abjea descubridora no va con ellas?

Z.- Claro que no; si no, la cosa no sería ya sorprendente. Pero las otras se conducen como si ellas mismas hubieran hecho el descubrimiento y no hicieran más que repetir el vuelo”.

(pag. 59-60)

Tres: ‘Estructuración’. Nada nuevo. Ya saben lo que dicen: ‘Siempre es bueno saber algo de morfología alemana’. Estructuralismo: unidades, niveles y relaciones.

Cuatro: ‘Lengua y alma’. Creo que aquí se trata más de la mente que del alma. Pese a que temamos usar la palabra ‘alma’ por considerarlo muy mística, creo que la acepción alemana incluye un concepto más amplio que la simple facultad cognitiva. Memoria, conciencia, estética acústica, confusiones semánticas, contaminación lingüística, problemas de comunicación, etc. Una amable introducción a la psicolingüística. Sin embargo, me topé con un extracto rarísimo e incomprensible. ¿Seré yo el del problema?

“Tomamos un trozo de madera en forma de bolo puntiagudo, tan largo y tan grueso, aproximadamente, como un palillero grande, y lo tenemos en la mano derecha como si quisiéramos escribir con la punta. En esta actitud toda la actividad locutiva tendrá lugar en voz normal, y también la segunda parte de la estrofa de Schiller se leerá ahora sin más en esta voz, si bien con las consecuencias antes apuntadas. Si se echa luego hacia adlenate el extremo grueso del palo con sólo doblar más los dedos y sin aflojar por lo demás, se pasa en seguida a la voz cambiada; se puede leer también ahora la primera parte de la estrofa en este registro de voz. Solamente alternando la posición de la mano puede variarse cuantas veces se quiera el registro de voz en medio de la frase. La prueba, según mis experiencias, tiene éxito siempre. El efecto se explica por el hecho de que la posición de todos los músculos del cuerpo está continuamente en relación mutua y que una alteraciónde la posición en un punto lleva tras sí inmediatamente alteracioens en otro. Así una alteración de la posición de la mano ocasiona indirectamente otra alteración en la posición de los músculos de la laringe, y así una variación del sonido de la voz. Es, además, notable que una determinada posición de los músculos puede obtenerse indirectamente también por medio de impresiones auditivas (…) y hasta por impresiones visuales. Sievers llegó a provocar los efectos más variados en el sonido de la voz por la simple vista de difrerntes alambres de latón encorvados. Por eso la distinta formadel palo en sus dos extremos no es indiferente para nuestra prueba. El efecto inmediato de estas impresiones visuales va a dar en posiciones musculares y sólo a través de ellas en variacioens del sonido”.

(pag. 208-209)

Un lector es también un caminante. En este tramo del viaje mis pies ya han formado callos, lo que significa que me he hecho insensible al dolor de las pisadas. He llegado a nuevas altitudes. He pasado muchos peligros: casi he renunciado a la empresa y por un momento he sentido que me faltaban las energías. Sin mencionar la escasa moral. Pero veo hacia atrás. Estoy en mitad de camino: muy tarde para decir ‘no’ y muy temprano para cantar victoria. ¡A continuar!

3 comentarios to “El mundo maravilloso del lenguaje I”

  1. buen post neto… interesante libro. siempre me pregunto como puedes encontrar la concentracion para leer estas lecturas. Yo sigo con el tema del ‘ergativo’, jejeje… me gustaria tener la capacidad de concentracion que tienes tu. saludos!

  2. ¡Neto, préstamelo!

  3. emmh noc q vola eh eta ! pro iual un aport pa la komunidad !!
    ^_^ xaoo ! pa sepan q m meti :]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: