Galleta Tuerta
Espacio personal

El humanista / activista I

Este es un correo que envié a una persona que me dijo la primera vez que nos vimos en persona que dejaría
la Lingüística por el activismo. Pensé que trataba de impresionarme y lucir ruda. Meses después le escribía el siguiente correo:
Nota: No se menciona la identidad  de esta persona y tampoco las circunstancias específicas de ningún acontecimiento.
Hola X:
Te escribo porque sé que eres activista. Hoy día tuve mi charla de consumo responsable. Hubo varias ideas mostras y otras demasiado abstractas para mi gusto. Escuché mil y una veces la palabra ‘sostenibilidad’. Esto te parecerá bien tonto de parte mía, pero para mi fue algo revelador: no hay un auténtico remedio al cambio climático, solo simples paliativos. ¿Por qué no hablaron de remediar o hacer retroceder el cambio climático? Darme cuenta de eso me hizo sentirme como una abeja más de la colmena. Como si todo mi idealismo y ganas se fueran por la borda. ‘Actuar local, pensar global’ eso me parece genial. La cuestión del medio ambiente está más de moda ahora que hace dos años, sin embargo no cala lo suficiente. Tengo mucho miedo. Tengo miedo de que esto realmente sea una moda, mientras todos nos matamos entre nosotros por recursos. ¿Tú como activista no sientes que haces un trabajo titánico y casi inabarcable? A mí me parece enorme, hay gente bien pilas, pero también hay engañamuchachos entre ellos.
Hoy es la segunda vez que sentí que tal vez la linguística no es lo mío. Me encanta la carrera, pero no sé que tanto contribuya a esta situación de crisis. Hablo de racismo y desigualdad en mis clases, pero no me pongo manos a la obra. Me gusta la vida intelectual: la historia, la filosofía, la linguistica, la literatura y otras cosas. Sin embargo, todas estas materias parecen no aplicarse al mundo moderno. Aquí no hablo de aplicar en el sentido de ganancias económicas, sino de simplemente ‘ayudar al mundo’. ¿Cómo puede un humanista ayudar al mundo? Una vez en Ética nos reunimos en grupo y ahí estaba, pues, el ‘super sabio’: el primer puesto de toda la facultad. Y preguntaron por qué eligieron cada uno su carrera. Y yo dije “porque quiero ayudar a la gente!”. Así, tal cual. Sin titubeos. Se cagaron de risa en mi cara. Hoy siento que la linguistica no puede hacer nada por la cuestión ambiental. ¿Habré hecho lo correcto al estudiar todos estos años? Ahora creo entender porqué el super sabio se rio en mi cara.
(…)

Me siento mal como ser humano, como ciudadano e incluso como alumno de linguistica. No quiero tener una doble vida: una como alguien ‘que ayuda al mundo’ y otra como ‘linguista exitoso. Quiero hacer una sola cosa y hacerla muy bien. Siento que se excluyen, maldita sea. Veo a los profes en sus puestos desde hace más de diez años. Yo no quiero eso para mí. No quiero una oficina pero sí un estudio (como el que tengo ahora pero más grande y con muchas plantas). Jajaja. Es decir, quiero seguir leyendo y aprendiendo, pero la culpa ya está sembranda: mientras me deleito aprendiendo temas humanistas, allà afuera hay un mundo desangràndose. Me siento parte de una élite tomando el té en la boca de un volcán a punto de estallar. Más gráfico no puedo ser.
Te cuento estas cosas porque alguna vez, me parece, mencionaste algo por el estilo. Solo quería decirte lo hasta las huevas que me siento. Una contradicción andando. Unas palabras tuyas bastarán para sanarme. Jajaja . Qué biblico. Ya en serio, quería saber como manejas tú estas contradicciones vocacionales o existenciales. Ayúdame que no puedo estar en paz conmigo mismo.
Un fuerte abrazo,
Ernesto

6 comentarios to “El humanista / activista I”

  1. No suelo comentarte, porque no escribes frecuentemente, pero este post es sorprendente, toda la gente debería pensar así. El problema no tiene mucho que ver con lo que tenemos por carrera, sino qué podemos hacer desde la Lingüística, yo creo que mucho. Nuestra ciencia sea natural o humana, es muy proyectiva, en el sentido de que fluye por otras ramas de la ciencia y del saber que permiten comprender cada día más al ser humano.
    Cada ciencia se empeña por aprender algo más de nuestra vida, de nuestro entorno, de nuestra “intimidad”. Yo también creo que últimamente las cuestiones de “ambiente” y “cultura” se han puesto de moda y digo esto, porque, la mayoría de disciplinas en estos últimos años han centrado su mirada en lo que antes estaba olvidado, es decir, antes no sentíamos los efectos del cambio climático, no se tomaban en cuenta a los pueblos y a las culturas, tampoco.
    Por último, como te dije anteriormente, no es necesario ser un genio del medio ambiente para querer cambiar todo estos problemas. Los problemas han superado el peso a los que los humanos hemos estado acostumbrados por eso ahora todo parece difícil de recuperar (no es pesimismo), la cosa no es utilizar gas natural, ahorrar energía, no contaminar, en general, la cuestión es más honda, más fuerte, la idea va por crear una nueva conciencia no contaminante, aunque suena radical. En fin, Neto. Saludos.

    Tu amigo, Joel.

  2. Querido Neto,
    Felicitaciones por tu post.Debo confesar que al leerlo he revivido lo que muchas veces sentía cuando estudiaba lingüística (allá en la noche de los tiempos). Me venían momentos de joda, de crisis, donde me decía y esto ¿para qué?
    Al terminar la universidad quería mandar todo a la mierda y hacer… y ahí estaba el problema, ni siquiera sabía qué quería.
    Creo que en un mundo que se va a la mierda, los lingüistas podemos (y debemos), desde nuestra disciplina, hacer algo. Por ejemplo, si como lingüistas creemos en los derechos lingüísticos de los pueblos indígenas, no creemos en abstracto, sino que entendemos los derechos lingüísticos como parte de un conjunto de derechos colectivos, como el derecho al territorio, por ejemplo, y como respeto a ese territorio que las petroleras, las madereras y demás se empeñan en destuir. O cuando hablamos de la ecología de las lenguas, por ejemplo, no podemos creer en ella aisladamente sino dentro de un marco en el que apostamos por el respeto al medio ambiente. Creo, como dice Joel, que la lingüística “fluye por otras ramas de la ciencia y del saber que permiten comprender cada día más al ser humano.”
    Un gran abrazo
    Nila

  3. Estimados Nila y Joel:

    Lo que escribí lo hice en un día algo triste para mí. Fue un día ‘de joda y crisis’, como decía Nila. Quería estar en cualquier sitio menos la universidad misma. Tenía que trabajar y entrar a clases. No sé como llegué a terminar el ciclo. La verdad me sentía algo culpable e inútil por las cosas frente a las que reflexionaba.

    Las revoluciones empiezan en el corazón: Un humanista que no siente compasión ni compromiso con su realidad cercana ataca las bases mismas de la moral en la que tanto lo han forjado. Esa, por supuesto, es mi opinión personal.

    Nila, aunque suene a ‘patería’ yo veo que las cosas que tú haces son super coherentes: lo linguistico, lo ambiental y lo politico siempre van de la mano. Por eso siempre digo que alguien que tiene un posición clara sobre uno de estos asuntos siempre tendrán su opinión sobre las otras.

    Por ejemplo, alguna gente puede decir que las lenguas indígenas deben vivir y usarse, pero no se esfuerzan en lo más mínimos en estudiarlas ni tampoco en entender la situación indígena. Además, para colmo son tibios en su comentarios: no quieren denunciar cosas como la contaminación a poblaciones, el exterminio cultural o el racismo. Pero si es de tener viva la lengua… está bien. Incluso suena como ‘pobrecitos ellos, al menos démosles el gusto de usar su lengua’. Esa gente, queriendo o no, perjudican incluso más a sus hablantes: cosifican a la lengua y se olvidan del verdadero cambio social.

    Joel, yo creo que tienes razón en que la lingüística se conectan con varios temas humanos. Como dije líneas arriba la lingüística debe entrar dentro de una visión más holística de lo que es la justicia social. Uno no es lingüista e ignorar las lenguas que están muriendo, el pasado de los pueblos que las hablaban, la cuestión de discriminación e incluso del ambiente mismo. A mí me gustaría que la sea más conciente de la manera en que consume y despilfarra recursos. Creo que ‘crear una conciencia no contaminante’ no es tan radical. Hay sociedades en las que esto es pan de cada día. No sé por qué nuestro país tendría que ser la excepción. La idea es que la gente se dé cuenta que es la única escapatoria al desastre que se avecina.

    Gracias a ambos, sus palabras siempre son bienvenidas.

    Un fuerte abrazo

  4. Más de una vez mi esposa, que es profesora de italiano, lo cual también le produce preocupaciones existenciales, me pregunta para qué sirve lo que hago (lingüística teórica, semántica y cognición)… Bueno, por suerte la universidad (la PUCP) me dio la oportunidad de aprender de todo un poco antes de especializarme en el campo de la lingüistica que más me gusta. Y por eso es que siento que hago lo que me gusta (que es lo más importante que se debe hacer en la vida, lo que nos guste y no lo que estemos “obligados a hacer”) y al mismo tiempo puedo ver cuál es la importancia que tiene lo que hago con el entramado de relaciones que componen la realidad.

    Mucho se sataniza al intelectual de escritorio por “estar encerrado en su torre de marfil” o solo pretender almacenar datos por pura erudición. Sin embargo, hay intelectuales de escritorio que al mismo tiempo son conscientes de la articulación de su especialidad en el “cuadro global”. Chomsky es un ejemplo en ese sentido: su teoría del lenguaje asume la intrínseca igualdad de los seres humanos y su interminable potencial creativo frente a la predeterminación de las circunstancias qe planteaba Skinner, por ejemplo. No interesa que Chomsky nunca haya hecho trabajo de campo en su vida, yo creo que ha hecho mucho por la sociedad aún si ignorara su obra política (que admiro mucho).

    Solo es cuestión de tratar de aprender lo más posible, sobre cualquier tema, antes de especializarse. Así uno tiene la ventaja de saber en dónde esta parado con respecto de otros, y sabe entender y respetar el trabajo de los colegas en cualquier área.

    Por último, uno puede ser lingüista profesionalmente y dedicarse a la sintaxis más dura del mundo, pero al mismo tiempo puede hacer de su vida un ejemplo de consciencia social.

  5. Hola Carlos:

    Gracias por tus palabras. Estuve viendo tu blog. Está muy interesante.

    Saludos,

    Ernesto

  6. HOLA!!!! MI NOMBRE ES LUCERO, SOY DE COSTA RICA CENTRO AMERICA…..ESTOY ESTUDIANDO FILOLOGIA CLASICA Y ME PARECIÒ SUPER INTERESANTE ESTA PAGINA, CUALQUIER PREGUNTA A MI CORREO ESTRELLANEGRA3000@HOTMAIL.COM, POR CIERTO ESTOY HACIENDO UNA INVESTIGACIÒN DE ANTIGONA DE SOFOCLES,CUALQUIER SUGERENCIA ME VENDRIA DE MARAVILLA, MUCHAS GRACIAS Y CUIDATE


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: