Galleta Tuerta
Espacio personal

Bailando y luchando. Adiós 2008.

El último sábado del 2008 no pensaba hacer nada en especial. Horas antes de declarar perdido un sábado más de mi juventud recibo un correo de Perú Antitaurino. El mensaje decía que, como público general, era   invitado a una conferencia de balance del año que terminaba. Miré mi reloj y me di cuenta que tenía algunas horas para ir a la reunión.  El final del mail sonaba vendedor: “Habrá un compartir entre los asistentes”. No conocía el lugar, ni a ningún miembro y no tenía con quien ir. No me importó.  Me alisté para salir: cel, plata, un libro para no aburrirme y la dirección anotada.

No me asombró ni me irritó, luego de terminar un capítulo entero del libro que llevé, darme cuenta que la espera había durado casi una hora. ‘Hora peruana’, pensé. Luego me di cuenta que valió la pena. El salón se llenó y hubo varias preguntas y propuestas. Gente de todas las edades daba su voz: algunos más violentos que místicios, más legalistas que massmediáticos. Unos eran concilidadores y persuasivos, mientras otros estaban llenos de ira reprimida.  Era un coro que daba gusto. Siempre creo que las discusiones que apuntan al consenso y no hacia la victoria de un bando sobre el otro son las más interesantes.

El equipo de Perú Antitaurino, liderado por Roger Torres, presentaba con orgullo su arma de doble filo para acabar con la tauromaquia en el país: la persuasión de la esfera pública (medios de comunicación y personajes públicos) y la prohibición legal de este mal llamado arte por medio de una proyecto de  ley 496. La lucha antitaurina es una lucha auténtica y simbólica. Auténtica porque busca la abolición de la tauromaquia en nuestro país, y simbólica porque enmarca en su discurso una defensa de los derechos de todos los animales (entiéndase mascotas de compañía, animales ‘exóticos’, animales de granja, los que se hayan en estado salvaje, entre otros) a ser tratados con respeto y sin crueldad. Estas son las premisas del movimiento que incluso podrían enmarcarse, abstrayendo un poco más, en una defensa del medio ambiente.

¿Qué tan lejos está el Perú de presenciar la desaparición de las corridas de toros? Perú Antitaurino, en un pronóstico pesimista, cree que en 40 años se obtendrá tal panorama. “Es un hecho que las corridas de todos van a desaparecer”, dice Roger entusiasmado. La tauromaquia y todo su infame legado colonial tiene sus días contados. El proceso, sin embargo, debe acelerarse e involucrar a la mayor cantidad de población posible. Roger nos contaba cómo hace dos años (i.e. el 2007) la protesta antitaurina llegó a congregar a cientos de personas. Un enorme grupo compuesto por jóvenes, adultos, amas de casa y niños recorría las calles del centro de Lima en dirección a la plaza de Acho. La multitud, según la directiva del grupo, abarcó cuatro cuadras. Parecía no terminar.

Pese a que hay que tomar con pinzas esta información, Roger cree que se ha logrado mucho a nivel simbólico y mediático. Cada vez más las personas se enteran de que el colectivo no es de unos cuantos anarcopunks y darks (con el respeto que merecen, claro está), sino que está conformada por una extensa coalición de personas de diversas creencias políticas, religiosas y ambientales. Perú Antitaurino dejó hace mucho de ser, para la opinión pública, un grupo de pintorescos jóvenes antisistema para convertirse en uno movimiento que congrega a cientos de personas a nivel nacional y forma parte de un movimiento de respeto animal que tiene envergadura internacional (Colombia le lleva la delantera en la lucha antitaurina en Sudamérica, seguido por Perú). Hay mucha gente indignada y esa gente quiere ser escuchada.

Ese día en la reunión conocí a un joven de Piura. Él, antitaurino claro está, me contaba que el movimiento aún es embrionario en la ciudad y que, paradójicamente, no tiene un objetivo sobre el que apuntar en la ciudad. Entendámonos: en Piura no se practican las corridas de toros. Sin embargo, las peleas de gallos es el pan de cada día en el norte. Días más tarde, revisando con más cuidado la página de Perú Antitaurino me doy con la agradable sorpresa que existe un blog de Piura Antitaurina.  Al parecer la tauromaquia sí se practica en Piura, pero no en la ciudad, sino en el pueblo de San Clemente. Pero si Piura aún es un almácigo de antitaurinos, no lo es así Arequipa ni Huancayo donde el movimiento cuenta con mayor tiempo. Se trata, como pueden ver, de un movimiento nacional que está extendiendo activamente su mensaje a lo largo de nuestro territorio.

Llegó el tan ansiado ‘compartir’: chocolate de leche de soya y panetón. ¡Delicioso! Recibí mi poster de la pasada convocatoria y un cúmulo de volantes para repartir (algo doloroso para mí ya que odio el consumo de papel). Música del dueño del local: algo de cumbia para sacudir los huesos luego de estar tanto tiempo sentado. No es mi estilo.

Alaska antitaurina

Alaska antitaurina

Caminaba de vuelta a casa cuando recibí una llamada de t (mi amiga: aquella bella fusión de linguistica, animalismo y buena música). Fiesta temática. La movida madrileña con proyección de película almodovariana. Sonaba bien. No sabía mucho de la movida sólo lo que ella me había contado.

No había mucha gente cuando llegamos. ¿La película? “Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón”. Enorme tributo al kitsch. Eso pasa cuando una dictadura reprime tanto a un director gay:

Luego empezó la fiesta. Bailamos y bailamos. Bailé y bailé. Bailaron hasta agotarse y quedarse sin tímpanos. Buena música, divertida, feliz. Tal vez una fantasía ideológica, pero no me importaba. Era un momento divertido. Nunca fui tan pop. Nunca había visto tanta gente divertirse tan deshinibidamente. Una chica saltando sobre el sofá agitando la melena, dos chicos hermosos bailando juntos, alguien empezando un pogo infructuoso… Luz negra. Los ojos y dientes de t. relucían como los del gato de “Alicia en el país de las maravillas”.  Canción tras canción. Moverse, agitarse, sonreír y cantar. Eso sí que fue despedirse de un buen año.

Creo que eso les hace falta a los taurinos, una buena dosis de pop, color y amor en sus corazones. Deben celebrar la vida sientiendo en los latidos de su corazón el batir de la percusión, la melodía dulce y pegajosa de quinceñeras de los 80’s, las letras ambiguas de Alaska y Berlanga… Hay demasiado que escuchar y los huesos aún son fuertes. No hay reglas, no hay prohibiciones, toda permutación es lógica, toda combinación es bella. Y así debe ser una revolución antitaurina. Debe ser una fuerza de amor, color y vida que cubra a todos por igual. Nada de violencia, pero sí de lucha. Nuestros corazones laten al unísono: los de los toros, que aún son víctimas, y los nuestros, que esperan la victoria (que realmente es suya). Bailemos por un mundo mejor. Cantemos por aquellos que se han ido, por lo que están y por los que están por venir.

4 comentarios to “Bailando y luchando. Adiós 2008.”

  1. Saludos por tu blog. Es muy bueno y educativo, pero me parece.. o estas enamorado de tu amiga t?????

    saludos cordiales,

  2. bonito post, neto, y gracias por lo que me dices, de verdad has resumido lo que más me gusta: animalismo, música y lingüística (en ese orden, ja!)

    la pasamos muy bien ese día, yo tampoco nunca había bailado tanta movida española!!

    qué bueno que fuiste a la reunión de peru antitaurino, es genial ver que más gente se une a la casa, y como dice roger, en pocos años ya veremos la abolición de la tauromaquia.

    por los animales,

    t

  3. ay acabo de ver el ultimo video, mi cancion favorita de alaska, el primer recuerdo además que tengo de ellos (no soy tan vieja, era muy chiquita en los 80s pero me acuerdo de Dinarama), y sobre todo, de mi adorado Carlos Berlanga. Hasta ahora no logro entender que se haya ido. El mejor compositor de la movida española, sin duda.

  4. Gracias por la palabras, Juan Carlos. Es muy amable de tu parte.

    t.:

    Creo que también es mi canción favorita de Alaska, pero no puedo asegurarlo ya que no he escuchado su discografía entera. Pero sí puedo decir que lo que he escuchado de Carlos Berlanga es música muy divertida y profunda.

    ¡Por los animales!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: